APRENDER A BAILAR

Aprender a bailar es uno de esos deseos que muchos tienen. Y esperan el principio de curso, o al comienzo de un nuevo año para darse esa oportunidad de descubrir un mundo lleno de alegría, diversión, música, nuevos amigos, nuevas ilusiones… En definitiva descubrir lo que les hará feliz, el baile.

Me encanta observar cómo a medida que va avanzando el curso, los alumnos consiguen sentirse más seguros de ellos mismos, se les ve más felices. Noto cómo sus rostros comienzan a brillar, se ríen, se arreglan para ir a clase. Me dicen que ese rato de clase es el momento más feliz del día, que en esa hora consiguen reírse, divertirse y desconectar. Cada día que pasa se hacen nuevos amigos y realizan actividades juntos, llegando a sentirse que forman parte de algo, parte de un grupo de personas con una cosa en común, ganas de aprender a bailar. 

No busques más excusas para encontrar ese hueco en tu vida, y decídete ya a aprender a bailar.

Kizz Latin Dance te lo pone muy fácil, pues tenemos horarios para todos los públicos. Hay Clases de Salsa, de Bachata y de Kizomba en horario de mañana y en horario de tarde. Hay diferentes niveles para que cada uno avance a su ritmo. Si tienes turnos rotatorios o complicados, puedes jugar con nuestros horarios para no perder ninguna clase.

Cada dos meses abrimos nuevo grupo de iniciación desde cero en Atrévete, Torremolinos.
Este curso se da cada martes y jueves de 18:00 a 19:30. Una hora y media de clase en la que aprenderás los pasos básicos de salsa, bachata y kizomba para poder pasar al siguiente nivel sin mucha dificultad.

Damos las clases de Salsa, Bachata y Kizomba en Arroyo de la Miel, Benalmádena, y en Torremolinos, pero tenemos alumnos que vienen de Fuengirola, Coin, Alhaurin, Álora, El Rincón de la Victoria, Vélez Málaga, Mijas, Málaga…
Lo cual nos hace sentir muy queridos y valorados, dadas las largas distancias que recorren estas personas para asistir a nuestras clases.

También salimos a practicar

Además de las clases, varias veces al mes ofrecemos, también, la oportunidad de practicar lo aprendido asistiendo profes y alumnos a una sala de baile cercana.
Este es otro añadido más que te ayudará a romper con tu monotonía y a eliminar ese estrés que se acumula en el día a día.

¡UNA CLASE GRATIS!

¡CONSÍGUELA!